lunes, 15 de julio de 2013

Regalo personalizado y original para novios.

¡Hola a todos!
¿Dónde os pilla este lunes de mediados de julio? ¿De vacaciones, de vuelta de ellas o a la espera todavía del ansiado descanso?
Si estáis en plena opción 1, ¡sentimos mucha envidiaaaaaa! Que las disfrutéis a tope.
Si os encontráis en la opción 2, qué se le va a hacer, toca resignarse y siempre podéis consolaros recordando los buenos momentos pasados.
Y si estáis ansiosos y cansados, ¡vuestra opción es la 3ª! ¡Todo llega, no os desaniméis!
 
Este año está siendo el de las bodas. Hemos hecho/estamos haciendo/vamos a hacer bastantes cosillas para estos importantes eventos y realmente nos encanta. Si es una sorpresa que prepararan los novios para los invitados, participas de su ilusión y manejas información confidencial. Y si se trata de un regalo que encargan para los novios, es aún más divertido porque te puedes enterar de las historias y los "trapos sucios" de la pareja. 
Esto último nos sucedió con este encargo (la lástima es que coincidió con los días que tuvimos estropeada la cámara y las fotos no son muy buenas). Unos amigos de los novios querían regalarles algo original y personalizado y pensaron en un cuadro que, a modo de historieta, representase distintos momentos de su relación.
Lo pintamos con acuarela sobre un papel A-3, para que quedase majete de tamaño enmarcado. Y tenía 6 viñetas en total.


En las dos primeras se contaba el inicio de la relación de Laura y Miguel. Cómo se produjo el flechazo y algún que otro percance con el coche, en plena noche y en medio del campo. 


En las viñetas centrales se narraban anécdotas de su vida en común, compartiendo casa. Como que ella odia tener siempre calcetines que doblar, de los que además no encuentra la pareja, mientras él disfruta tocando su colección de instrumentos de percusión. O el miedo que siente ella cuando escucha algún ruido extraño, aunque sea a altas horas de la noche.


Y, por fin, llegaron dos momentos cruciales en las últimas viñetas. Por un lado, la petición de mano. Claro, Laura no sabía nada y se secaba el pelo tan tranquila, mientras que a Miguel se le hacía eterna la espera, junto a una botella de cava. Y, por otro lado, la boda. ¡El momentazo final! Los dos felices, contentos ¡y guapísimos! Y abajo, la pareja que encargó el regalo con un cartelito.
Toda la felicidad del mundo para Laura y Miguel y todas las parejas que han decidido dar este importante paso.

5 comentarios:

  1. Super original lleno de mucha creatividad!!besos
    dezazu.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! La idea fue de los amigos, sólo tuvimos que materializarla :D

      Eliminar
  2. Que historietas tan curiosas tiene la gente, jeje.
    :D
    Con lo chula que eres pintando parece que lo estemos viviendo nosotros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas las parejas tienen historietas, eh? :D

      Eliminar