miércoles, 4 de febrero de 2015

Retrato a pastel

¡Hola a todos!
¿Cómo va esa ola de frío? ¡Brrrrrr! Toca abrigarse para sobrellevar este fresquete.
Hoy queremos compartir con vosotros un trabajo algo diferente a lo habitual. Y es que hubo un tiempo en que lo mío eran los lienzos, los paisajes, los bodegones, los retratos... Pero con el paso de los años, las circunstancias han derivado en pintar anillos, tazas, camisetas y colgantes. Oye, que encantada de la vida igualmente, pero a veces echo un poquito de menos pintar un cuadro en condiciones. 
Por eso cuando de repente surge un encargo como éste, me pongo contenta porque sé que estaré durante unos días delante del caballete, manchándome los dedos con pastel, en este caso, y muy muy concentrada.
Y es que tuve que pintar un retrato doble para una pareja encantadora. Él le quería regalar a su chica algo especial y pensó en inmortalizar una fotografía a la que tenía especial cariño, montados en un bote. 
Pues no se hable más, manos a la obra. Poquito a poco van tomando forma.


Éste fue el resultado final. No logré hacer una foto en condiciones, ajjjj! Porque el tablero no era lo suficientemente grande y no estaba apoyado el papel por completo. Pero bueno, más o menos os podéis hacer una idea.


Aquí otra imagen enmarcado de manera provisional para viajar a su destino. 


Y nos enviaron esta estupenda fotografía en la que Paula mira el regalo que le hizo Tony, ya colocado en su habitación.


¡Esperamos que su historia de amor dure para siempre!

2 comentarios:

  1. Wooow, ¡que arte tienes!! Me parece una idea preciosa y quedaron estupendos!! Saludos

    ResponderEliminar