lunes, 14 de julio de 2014

Copas pintadas a mano

¡Holaaaaa! Segunda semana de julio inaugurada y después de unos días rarunos, parece que el verano ha llegado, dispuesto a instalarse. ¡Que calorcito hace ya!
Y sí, un verano en la ciudad y encerrados en casa trabajando, se hace duro.
Pero bueno, hay que verlo con un poquito de humor y por eso nos hemos montado una mini playa improvisada en el taller.


Hasta que colguemos los pinceles para descansar de lo lindo y rascarnos la barrigota, avanzamos algún pedido rezagado. Pero, para qué negarlo, ¡cuesta ponerse en marcha! La neurona clama la llegada de las vacaciones y soñamos con el día en el que el despertador no suene.
Menos mal que siempre encontramos algún aliciente, como la llegada de estos rotuladores metalizados que teníamos muchas ganas de probar.


Decidimos estrenarlos con un par de copas de cava para transformarlas en una pareja original e informal, ideal para cualquier celebración festiva. En la parte superior pintamos unas guirnaldas.


Los pies de las copas están pintados del mismo tono que los banderines y terminan en la base con el efecto de una mancha de pintura, para añadirle un toque divertido. En las fotos no se aprecian muy bien, pero tiene un toque metalizado muy bonito.


Brindemos por el verano... ¡y por las vacaciones! ¡Chin chin!

2 comentarios:

  1. Son una monada!me encantan las guirnaldas y el detalle de la base es genial!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus comentarios :D! Besos.

      Eliminar